MIRAMOS POR EL BIENESTAR DE NUESTROS ANIMALES

Cría y Transporte adecuados

El control del bienestar animal empieza en las granjas. Todos los criadores son escogidos y formados por nosotros, respetando la normativa legal. Todas las naves están dotadas de los últimos adelantos y tecnologías en la cría de pollos con todos los parámetros adecuados de temperatura, ventilación, alimentación y bebida.

Después viene la carga y el transporte hacia las instalaciones, realizados por nuestro personal cualificado. La carga se realiza en contenedores homologados, cuidando al máximo la cantidad de pollos, evitando las horas de luz y teniendo muy en cuenta las condiciones atmosféricas y las distancias de los trayectos (siempre la menor posible).

Recepción y Sacrificio

Una vez en las instalaciones, los animales se recepcionan y se sacrifican.

Nuestro personal, que recibe formación específica para su labor, respeta y cuida todos los pasos del proceso: el tiempo de ayuno previo y el tiempo de espera antes del sacrificio.